A Paloma Pena

No me das lo que dice tu apellido,

pues eres lo que dice en ti tu nombre:

el vuelo que enamora a cualquier Hombre,

tan blanco, tal veloz, tan desmedido.

 

Tu corazón se agolpa en un aullido

tremendo de pasión, desenfrenado,

con ese aliento siempre enamorado

que huele a canto de gorrión herido.

 

Tu perfil es la Música Absoluta,

sencilla, original y apasionada,

queriéndose morir de pura vida.

 

Amándote en la sombra disoluta,

un espíritu azul, de fiel mirada

te besa el corazón de despedida.

21.12.89 – Francisco del Moral Manzanares