A primera de la tarde

entra la profe en la clase

con los libros en la mano

para preguntar Lenguaje.

Siete no se la supieron,

diez un poquito mejor

y los otros diez que quedan

se la supieron peor.

Muchos pone de florero

mirando a la pared

y a lo mejor entre ellos

mi compañero Maté.

La clase resulta aburrida

porque no pone ni un diez

y entonces mi compañero

dice: “oye, ¿qué hora es?”

Ya no quiero más contar

lo que pasa en la clase

porque se va a enfadar

la profesora de Lenguaje.

Francisco del Moral Manzanares

(a la tierna edad de diez añitos) 😀