…si nada más será después de todo

José Hierro

El tedio de vivir es una hiedra oscura

que trepa por el alma de ladrillo del hombre.

Es una sombra larga que se filtra en sus poros

como termita hambrienta, comedora de espíritus.

Y si acaba algún día, plácidamente y triste,

como acabará todo, entre llamas y pétalos,

sobrevendrá de pronto -los más viejos lo saben-

después de todo, nada -y hasta Dios lo sabría-.

Francisco del Moral Manzanares